Unos segundos para seguir viviendo

Pareciera que la historia que les vamos a relatar hubiera sido en el Oeste Americano, cuando se disparaba desde cualquier parte, y los tiros iban a paraban en casas o inclusive dejaban muertos sin quien  respondiera.
Ocurrió en el Barrio la Palmita de Pacho , el viernes a la media noche, cuando una pareja miraba televisión, decidieron cerrar la ventana, la señora una Pachuna a la que el «bochorno»  la asfixiaba le pidió a su esposo que cerrara la ventana porque ya  el sereno les podía hacer daño, el esposo se levanto fue al umbral,  tomo la ventana y cerro, se puso a los pies de la cama para continuar viendo la televisión con  su esposa y no habían pasado 10 segundos, de pronto  escucharon  un disparo y vieron como el velo de la cortina se movió.
El Señor se levanto, fue mirar a la ventana que había ocurrido y se dio cuenta que un orificio era lo  único que se encontraba en el vidrio, miro hacia todos lados en procura de  la piedra, pero no había tal, encontró que era un hueco de un disparo, siguió la huella y encontró que la bala  paso a pocos centímetros de la cabeza de su esposa que estaba  a los pies de la cama.
Asustada, la pareja hizo lo correcto , llamo a la policía, al rato aparecieron dos agentes en  moto, subieron para mirar lo que ocurrió llamaron a la sijin quienes aparecieron a la puerta de la casa de la familia que  sufrió el «atentado» de algún borracho que paso disparando sin que nadie le dijera nada y  la autoridad dijo que no podia pasar, que fueran al otro día a poner el denuncio.
 Adujeron los  investigadores que no tenían permiso y que la ley  no los autoriza a ingresar a una  casa sin los permisos respectivos, así que invitaron a la familia a que fueran al otro dia a poner la denuncia cosa que la familia entendió.  Una vez en la estación, la autoridad pidio las pruebas de lo ocurrido y  como era lógico ellos no vieron a nadie, si llego haber  testigos nadie sirve para ir a denunciar a nadie y la cosa quedo así.
Hoy , afortunadamente no tenemos  que lamentar  sino que se quebró un vidrio, se daño una cortina y el draibol del techo se quebró, las vidas de las personas  estuvieron en peligro y un desquiciado anda suelto con un revolver o una pistola disparando a diestra o siniestra.
Las pruebas de la anterior historia  fueron suministradas por la familia afectada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.