El último paseo

El paseo que organizó la administración municipal dejó como resultado la muerte de don Francisco Ospina Jimenez de 68 años quien vivía en Balconcitos.
El paseo empezó a las cinco de la mañana del jueves y el fin era llevar a las personas de la tercera edad a visitar a la virgen de Chiquinquira como todos los años, pero en esta oportunidad cambiaron la fechas.
Tradicionalmente este paseo se realiza en diciembre, pero para nadie es un secreto que la administración está interesada en acompañar a un candidato. Entonces supuestamente aprovecharon el viaje para informarles a los abuelos que este paseo se haría el año entrante siempre y cuando votarán por el candidato de la administración.

Todo transcurrió tranquilamente , se visitó a la Virgen de chiquinquira, almorzaron, se dieron el paseo y dicen que a la hora de arrancar se subieron la gran mayoría, una señora se habría acordado de comprar unos rosarios para traerle a la familia, la demoraron y los buses se devolvieron , pero se les habría quedado la señora de los rosarios y solo se dieron cuenta cuando llegaron a Pacho, entonces tuvieron que devolver un carro para recoger a la pasajera que se quedó.

Entre tanto quienes si llegaron fueron enviados a sus casas, ya era muy tarde en la noche relató uno de los viajeros, por eso cuando dejaron en la carretera a Don Francisco , este con el cansancio propio del viaje se le notaba agotado, pero ninguno de los que se quedó en Balconcitos se percató para donde había cogido el esposo de la señora Teresa, con quien se había casado hace ocho años.

Algunos vecinos dicen que lo vieron pasar por el potrero con una linterna y con poco foco, pero como el conocía bien el sector nadie pensó nada malo, solo que don Francisco llegó a la altura de puente Capitán y se fue a los más profundo del abismo, de donde la policía lo rescató sin vida al día siguiente.
Lo dieron por desaparecido, pero se fue definitivamente a buscar la Virgen y nadie de la administración se percató que él volviera a su casa, a donde su esposa lo espero por horas y finalmente lo que recogió fue su cadaver.

Este fue el verdadero paseo del cual quienes lo organizaron tendrán que responder, porque a una persona de su edad no se le podía dejar solo a la suerte de Dios y la noche que se lo llevó.
Se pusieron a jugar con política y religión y el todopoderoso lo castigo.
Don Francisco hoy descansa en Paz , pero los culpables deben responder dijeron los vecinos de quie. Durante mucho tiempo fue exceptico a tomar parte en ese tipo de actividades.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.