La ventana de la verdad

Estas fotos tomadas por la comunidad son el reflejo del afán desmesurado que tiene la administración Municipal de Pacho, de tratar de cumplir con un pueblo con algo que se comprometió hace cuatro años.

Seguramente estos trabajos quedarán a medias y el nuevo burgomaestre a partir del primero de enero del 2020 tendrá que hacer cumplir las pólizas que debieron entregar los contratistas.

Ahora sí corren, antes no les afano nada, observen el estado del Toyota que otrora fuera un consultorio médico ambulante. Hasta los vidrios se lo llevaron y ahora solo un plástico tapa la ventana.

Hacen placa huellas donde no se necesitan, Por estas vías tampoco pasan mucho vehículos. Mientras la ciudad y las carreteras secundarias y terciarias están totalmente acabadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.